Ocio y tiempo libre

(Click para ver cartel)

 

La definición de ocio como conjunto de ocupaciones a las que el individuo se entrega de manera totalmente voluntaria sea para descansar, para divertirse, para desarrollar su información o su formación desinteresadamente, tras haberse liberado de sus obligaciones profesionales, familiares y sociales. El ocio cumple para el que lo disfruta: descanso, diversión y desarrollo. Posibilita la expresión libre y creativa de los hombres.

  • El tiempo libre puede ser un espacio de creatividad que permita una relación mas intima con quienes nos rodean, un contacto mas pausado con nuestro medio, una posibilidad de gozo personal o en compañía, una entrega altruista a nuestros interese solidarios, un disfrute de nuestra soledad o aburrimiento e incluso u simple escape de las tensiones del tiempo productivo.

 

Características

  • Autonomía, ya que la actividad elegida por el individuo, ha sido libremente.
  • Autotelismo, las actividades realizadas en el tiempo libre para convertirse en ocio han de realizarse sin buscar una utilidad o finalidad ajena al mismo hecho de realizarla. Tiene que aportar alguna satisfacción personal.
  • Placer, toda actividad de ocio busca el placer de la persona o individuo.
  • Finalidad, hay que tener unos objetivos concretos dependiendo en el grupo humano con el que se intrega la sociedad.
  • Dinero, depende del nivel económico o individuo.
  • Adaptación al medio, favorece la buena integración social del individuo.
  • Autodesarrollo, que nos aporte equilibrio, formación y desarrollo.
  • Interrelación, con los demás y con el trabajo ya que lo que hacemos en nuestro tiempo de ocio afecta a nuestro trabajo y a todos los aspectos de nuestra vida
  • Organización del tiempo, cuanto más se organiza el tiempo, mayor tiempo libre disponemos y por lo tanto mayor ocio.
  • Libertad de elección, de la actividad que queremos realizar y con quien o quienes.
  • Creatividad.
  • Transformación social.

 

Un buen disfrute del tiempo libre, del ocio, son imprescindibles para una buena salud mental. Es necesario la utilización del tiempo libre en actividades que nos satisfagan y nos relajen, compensando la actividad normal que estemos haciendo.

El ocio y el tiempo libre, en una sociedad democrática y socialmente avanzada, no es un lujo sino un derecho de todos los ciudadanos. La propia Constitución (artículo 43) obliga a los poderes públicos a facilitar la adecuada utilización del ocio. Por tanto, los esfuerzos de las administraciones públicas en este sentido, no son otra cosa que el cumplimiento del mandato constitucional.

El niño o la niña no son sólo seres individuales, encerrados en sí mismos y en las cuatro paredes del hogar, sino seres sociales que han de establecer relaciones positivas o negativas con otros niños y niñas y, progresivamente, con adultos hasta integrarse en su medio.

Cuando utilizamos el tiempo libre de forma creativa, desarrollando capacidades, favoreciendo el equilibrio personal y enriqueciendo nuestra experiencia, estamos llenando de contenido nuestra vida y dando al ocio una dimensión de enriquecimiento personal. Por tanto, el ocio vendría a ser algo así como el tiempo libre que utilizamos para hacer lo que nos gusta y para el crecimiento y desarrollo personal.

Como puntos fundamentales de una política de ocio y tiempo libre, destacaremos:

  • Ofrecer la posibilidad de emplear el tiempo libre en formas de ocio alternativo, que fomenten hábitos de vida saludables tanto físicos como intelectuales.
  • Difundir, facilitar y motivar el gusto y la participación del joven en actividades culturales, adaptadas a las necesidades e intereses de a quien va dirigido.
  • Potenciación del asociacionismo, apoyando a las asociaciones ya existentes y fomentando la creación de nuevas entidades, ya que en las asociaciones se fomentan aspectos muy importantes en la vida de las personas tanto como es el espíritu de compañerismo, la solidaridad…
  • Descentralización de la oferta cultural, acercando la misma a localidades en las que es necesaria esta oferta debido a que tiene carencias en este aspecto.
  • Aprovechar las instalaciones y zonas alternativas mediante una política de gestión eficaz.
  • Dotar a los ayuntamientos mediante convenios, de los medios humanos y materiales necesarios para poder desarrollar una buena política de tiempo libre.
  • Gestión y/o apoyo de las redes de albergues para favorecer el turismo rural.
  • Gestión y/o apoyo de escuelas municipales de Animación Sociocultural.
  • Potenciar la educación para el ocio en las escuelas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *